lunes, 30 de agosto de 2010

SEGURIDAD INFANTIL

Lo normal cuando hay niños en casa es que se produzcan pequeños accidentes domésticos que afortunadamente acaban sólo en un susto, pero ¿no sería mejor poder evitarlos, o al menos, intentarlo?



Existen en el mercado cada vez más artículos que hacen que esto sea una labor más fácil. Artículos que hacen que nuestros hijos estén más seguros y nosotras más tranquilas.

Estos son algunos de los medios para evitar esos sustos:

En la noche:

· Una luz o linterna por si el niño se despierta; podrá usarla en sus desplazamientos hasta el baño o nuestra habitación y evitaremos así tropiezos.

· Barreras para la cama; se instalan en los laterales de la cama y evitamos con ellas que el niño pueda caer en un giro.

En el día a día:

· Barreras para evitar el acceso a distintas dependencias bien sea una habitación o una escalera.

· Protectores de enchufes para impedir que los pequeños puedan meter los dedos o algún objeto en ellos, evitando así una descarga.

· Amortiguador para puertas evitamos así que se pillen los dedos.

· Pinzas sujetamanteles: con estas pinzas el mantel queda fijo a la mesa e impedimos que en un tirón del mismo el niño se tire todo lo que hay en la mesa encima.

· Barreras de protección y sistemas de alarmas para piscinas: Si el niño se acerca a la piscina suena una alarma que nos avisará de inmediato del peligro que está corriendo.







· Protectores de esquinas; estos no evitan el golpe, pero si que consiguen que las esquinas de los muebles sean tan peligrosas y hacen más llevadera la inevitable caída.

· Protector de la encimera: impide que el niño acceda al fuego.

Con los niños cualquier protección es poca y conviene estar preparadas para todo lo que se les pueda ocurrir.