lunes, 16 de agosto de 2010

Pulseras para identificar a los niños en las playas




El tiempo que tarda un niño en perderse en una playa es el mismo que dedicamos a mirar quien nos llama al móvil. Son rapidísimos y se desorientan muy fácilmente. El año pasado en las playas de Vigo esta situación la vivieron 80 padres que perdieron de vista a sus hijos, según los servicios policiales. La Cruz Roja maneja cifras de entre 5 y 10 casos de extravíos diarios en el total de las playas viguesas.

Al niño perdido se le suele atender rápidamente pero el problema llega al intentar localizar a sus padres, una tarea que puede durar de dos a tres angustiosas horas. Para facilitar el reencuentro el Alcalde de Vigo, Abel Caballero ha presentado junto al máximo responsable de la policía local, Carmelo del Castillo, unas pulseras identificativas. Se repartirán gratuitamente entre los pequeños y en ellas irá escrito con rotulador indeleble el nombre del niño y un teléfono de contacto.



El servicio funciona en otras playas del litoral español con buenos resultados y buena acogida por parte de los bañistas. En el mercado existen distintas alarmas de proximidad pero no son muy útiles en contacto con el agua. Si en la playa que frecuentáis no funciona este servicio, no es difícil hacer tu propia pulsera con esos datos. Así podrán avisarte en cuanto localicen al niño.

Cuando el peque tiene suficiente memoria es conveniente enseñarle el número de móvil de uno de los padres para que pueda darlo en caso de urgencia. También es importante que conozca su nombre completo y su dirección. Durante un tiempo irá contándoselo a todo el que pase por la calle, pero en caso de necesidad será muy útil.

Fuente: Elbloginfantil.es